jueves, 17 de noviembre de 2016

Crónica Salón del Manga de Barcelona 2016

¡Muy buenas!

Una vez más, me dispongo a haceros un pequeño resumen de la última convención friki a la que fui, esta vez del pasado Salón del Manga de Barcelona, que fue un día de lo más ajetreado...


Lo dije en la anterior entrada pero, por si acaso, os vuelvo a poner en situación: en principio, yo no iba a ir a este Salón porque, aunque ganas no me faltaban, no tenía nadie con quien ir y no me apetecía ir sola, por no hablar de que en un visto y no visto se agotaron las entradas para el sábado. No obstante, cuando ya iba mentalizada de que me lo iba a perder, Kyoko me propuso ir con ella y decidí irme a la aventura, ya que es la primera vez que viajo sola a alguna parte.

Cogí el bus más barato que encontré (para este tipo de cosas sí soy una rácana) que salía a las 00:15, y llegaba a las 05:15, hora que en su momento no me pareció mal, a pesar de ser prontísimo, ya que es más o menos a la que estuve el año pasado en la cola. La mala suerte quiso que justo el cambio de hora fuera ese domingo, (por lo que iba a estar una hora más "a la intemperie") y llegamos a las 04:30. Decidí quedarme esperando en la estación hasta que la abrieran para poder ir al baño y luego cogí un taxi y me fui a hacer cola.

(A esas horas de la madrugada hacía un frío...)

Al llegar a la Fira, ya habían algunas personas haciendo cola, así que me senté en el suelo y me puse a hacer tiempo leyendo los tomos de Hakaiju que me había traído para vender allí. Creía que se me iba a hacer más largo, pero en nada se hizo de día y me encontré con Kyoko. Una de las cosas que ambas queríamos era coger número para las firmas de Junji Ito pero, claro, para eso se tenía que ser de las primeras personas en comprar un tomo del autor en el stand de ECC y el día anterior ya se habían agotado a los 5 minutos de abrir las puertas... digamos que no las teníamos todas con nosotras, ni siquiera siendo de las primeras 10 personas de la fila.

Cuando abrieron las puertas a las 09:00 de repente la gente empezó a correr y fue como: "Ah, no, ¡eso sí que no! Yo he estado aquí a las tantas de la madrugada y no pienso irme sin mi firma", así que las dos echamos a correr también, tratando de acelerar lo máximo posible y esquivando monedas a cámara lenta (?).

(¡Espérame, Junji Ito! Correr no es lo mío...)

Al final llegamos a la cola (sí, como os podéis imaginar, ya habían bastantes personas) y tuvimos la suerte de ser de las 45 primeras (además, mi bus de vuelta salía a las 19:00, y siendo las firmas de 18:00 a 19:00 no podía ser de las últimas o lo perdería...).

Nos pusimos a cotillear por el Salón y allí nos encontramos a Haru y a su amiga, con las que terminamos pasando el día. En los puestos de stock encontré unos pocos tomos sueltos que me agencié (podéis ver todas mis compras aquí) pero la compra gorda fue cuando en un stand vi completa en los packs de EDT La ventana de Orfeo, un shojo descatalogado que me tentó demasiado. El problema vino a la hora de cargarlo, porque yo ya llevaba bastantes tomos para vender allí (8 de Hakaiju y los 6 fascículos de Time Stranger Kyoko), que pesaban lo suyo a lo que se le sumaron los 13 tomacos de La ventana de Orfeo.
(Mi espalda y mis brazos me odiaron ese día...)

Iba tan cargada que en un momento dado tuve que ir al guardarropas a dejar todos los tomos que pude porque no podía más T^T ¿Qué pasó? Pues que al salir del recinto principal tuvimos que volver a hacer cola porque se sobresaturaba. 

Cuando se acercaba mediodía, mi tripa empezó a quejarse (lo único que había "ingerido" desde el día anterior había sido un café mientras esperaba en la cola), por lo que agradecí que nos apalancáramos en la zona de mesas y aproveché para aligerar el peso de mi mochila comiendo algunas cosas que me había traído.

Tras estar un rato largo charlando, nos pusimos de nuevo a hacer cola porque, aunque aún quedaba para la charla de Tomodomo, preferimos no arriesgarnos a ir justas de tiempo, y además la fila de gente para entrar había aumentado considerablemente. Como vi que me iba a tocar irme corriendo tras las firmas con Junji Ito (mi número era el 26), porque además había quedado con una persona para que me vendiera unos mangas y con otra para venderle Time Stranger Kyoko, me tocó ir en ese momento a recuperar mi bolsa y seguir cargándola.

Cuando pudimos volver a entrar, al fin pude quedar con el chico al que le vendí los de Hakaiju (que luego en una extraña casualidad también era amigo de Kyoko xD) y al menos me libré de esa carga. En la charla de Tomodomo nos hicimos algunas fotillos (y tuvimos la "suerte" de sentarnos al lado de unos "simpáticos" chavales que no paraban de rajar contra el shonen-ai, el slice of life, el shojo... y yo ahí aguantando las ganas de ponerme a despotricar ¬¬).

(De izquierda a derecha: Haru, su amiga, Kyoko y servidora)

Había que estar 20 minutos antes en la cola de Junji Ito, así que allí que fuimos. Yo era un manojo de nervios porque me veía que no me iba a dar tiempo a coger el bus y estaba ya empezando a delirar y decir tonterías de las mías... tanto es así, que a la hora de la verdad me fui sin siquiera posar con el pobre señor Ito, al que prácticamente le arranqué el tomo de las manos antes de salir pitando.
(Yo esperando mientras me firman, con toda la ilusión y el estrés del mundo)

 (La esperada firma, foto hecha en mi casa, obviously xD)

Yo por ahí corriendo llevando a cuestas los tomos es una visión que, afortunadamente, os ahorraré. Llegué con el pulso a mil porque era tardísimo justo en frente del Salón y ahí me pillé los de Angel Sanctuary (otros 20 tomazos para cargar ^^U) y vendí la otra colección a la otra chica. Ya sólo me quedaban 10 minutos y no había ni un taxi a la vista. Para mi sorpresa, esa chica se ofreció a llevarme en su coche hasta la estación, y aunque al final perdí el bus, el favor que me hizo fue inmenso.
Conseguí comprar otro billete para el siguiente (que salía en tres horas) y estaba tan machacada que me dejé caer en el primer asiento que encontré y ahí estuve medio muerta hasta que volví a encontrarme con Haru y su amiga (picoteando algo porque mi estómago volvía a quejarse).

Tuve suerte porque creo que me vendieron el último asiento que quedaba libre y la vuelta la pasé dando cabezadas, porque entre lo cansada que estaba de cargar tanto trasto y que en el de ida no había dormido nada, digamos que mi sistema cognitivo no aguantaba mucho más conectado.

(Ya podría haber impactado un OVNI al lado del bus, yo no me hubiera enterado)


Y aquí termina mi aventura. A pesar de los contratiempos, fue un viaje de lo más divertido y yo lo pasé en grande, y la compañía inmejorable ;) Qué decir que espero volver a ir el año que viene, pero esta vez intentaré organizarme mejor, para evitar repetir cosas como lo de cargar los tomos o mi carrera contrarreloj para pillar el bus ^^U

¿Y vosotros? ¿Fuisteis al Salón? ¿Qué os comprasteis? ¿Alguna anécdota memorable? ¡Contadme!

8 comentarios:

  1. (。◕ ‿ ◕。)/ Holaaa!!!
    se ve que estuvo buenisimo yo no voy a una convención hace bastante tiempo ya, aunque el 3 de diciembre tengo una llamada Otakuton aqui en Chile.

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre está bien tener aunque sea una convención en donde vives ^^ Yo, al menos, me lo paso pipa.

      Eliminar
  2. No puedo opinar mucho, porque no suelo ir a este tipo de eventos. Obviamente he oído hablar del (famosísimo) Salón del Manga de Barcelona, e incluso he comentado con mis hermanos lo de ir alguna vez, más que nada por curiosidad, pero hasta ahora no ha podido ser. Reconozco que tiene su punto, pero tampoco me muero por ir, porque manga no iba a comprar, y tampoco me considero fan de ningún autor/a en especial, así que pagar la entrada (que no creo que sea barata), y esperar horas en esa enorme cola que se forma solo para ver algunos puestos y no comprar nada, no sé si me compensa xD

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro está que si no vas a comprar nada ni a que te firme ningún autor, igual es un poco tirar el dinero ^^U Pero si vas con gente lo pasas bien sí o sí.

      Eliminar
  3. Me alegro un montón de que al final pudieras ir, un Salón del Manga de BCN tiene que ser una pasada ^^ Lo que no sé es cómo aguantáis tanto peso, yo me habría partido la espalda xD

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo al día siguiente no sé ni cómo me levanté, porque tenía un dolor de espalda, brazos y piernas... xD Y encima, como era Halloween, ahí sí que no me libré y me tuve que disfrazar sí o sí. Ahora bien, dormí como un bebé porque tenía que recuperar horas de sueño ^^U

      Eliminar
  4. ¡El año que viene hay que repetir! :D

    Si es que lo de las monedas a mitad de carrera fue.. xD En fin, aún no me creo la suerte (ovbiando el madrugón y la carrera) que tuvimos de acabar cogiendo número para la firma ♥
    Me encantó estar por allí con vosotras :3
    Y qué casualidad lo de Hakaijuu, porque justamente a este chico me lo acababan de presentar el día anterior xD

    Ains, yo me lo pasé muy bien también, a ver si acabo de escribir la crónica y la publico que llevo mareándola dos semanas (?) xD

    Un beso! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, a mí es que me dio rabia pensar que me podría haber pegado el madrugón en vano... así que ahí que corrimos. Más suerte que la gente del sábado tuvimos, eso sí xD

      Lo de Hakaiju fue un poco WTF? xD De toda la gente del salón justo alguien que conocías.

      La quedada fue muuuuuuy guay :3 A ver si nos organizamos el año que viene y coincidimos con más bloggers, que no será por falta de ganas ^^

      Eliminar

Puedes comentar, hacer una crítica, dar tu opinión...
Pero recuerda:
-Spoilers debidamente marcados
-No faltes al respeto a los demás bloggeros o a mí, ya que todo el mundo tiene derecho a expresar su opinión pero sin pasarse de la ralla
-NO dejes comentarios SPAM
Si cumples estos tres requisitos... ¡eres bienvenido!

¡Ah! Y contesto los comentarios ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...